Left Continuar la compra
La mejicana molienda y frutos secos

No hacemos entregas los domingos
Para mas información revisar políticas de envío aquí

Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Delicioso wok de pollo con soya y limón

Delicioso wok de pollo con soya y limón

Cocinar no debe ser una labor complicada. De hecho, la practicidad no está peleada con platillos deliciosos y saludables. Afortunadamente, ahora puedes contar con un sinfín de herramientas que te ayudan a hacer de esta tarea cotidiana, un momento divertido y a veces, de experimentación.


Por ejemplo, usar un sartén wok te ayuda a cocinar recetas que conjugan ambas características: riquísimas y buenas para tu salud y la de los tuyos.

Este tipo de sartén comenzó a utilizarse en China. De fondo cóncavo y grueso permite una cocción de los alimentos uniforme, usando un nivel de fuego moderado. Gracias a su particular forma es complicado que los alimentos se adhieran a su superficie.

Otra de las grandes ventajas de este utensilio es que requiere muy poca cantidad de grasa o aceite para cocinar, probablemente ni siquiera sea necesario añadir alguno de estos cuando lo uses, por lo que puedes preparar alimentos mucho más saludables que en una sartén regular.

Alimentos al vapor, en estofado, salteados, hervidos e incluso rebozados y frito; Las posibilidades son prácticamente infinitas. Por ejemplo, puedes usar como base el pollo y añadir tus verduras favoritas; al instante tendrás un plato fuerte balanceado y además, muy a tu estilo.

El pollo es uno de los alimentos más consumidos en los hogares. Se trata de una proteína blanca, baja en grasas y rica en proteínas que ofrece una enorme versatilidad para combinar platillos. Con verduras, cocido o al vapor, es ideal para mantener una alimentación saludable, lo cual lo hace muy conveniente para quienes están buscando bajar de peso o reducir tallas.

¿Tienes un wok sin estrenar o simplemente necesitas ideas para utilizar el tuyo? ¡Hazlo con esta facilísima receta de pollo con soya y limón!

Ingredientes

  • ¼ de taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de salsa de soya
  • ⅛ de taza de agua
  • 1 cucharada de polvo de ajo o sal de ajo
  • 4 pechugas de pollo sin piel ni hueso
Preparación


1. Marina el pollo con todos los ingredientes por lo menos 3 horas. También puedes dejarlo en el refrigerador una noche antes de preparar el platillo.

2. Coloca el pollo marinado en un refractario y viértele encima la mezcla con la que lo marinaste.

3. Tapa y lleva al horno a 180°C hasta que se cueza. Deberás revisarlo de forma constante para detectar el punto exacto de cocción y evitar que se seque. Si notas que es necesario, agrega un poco más de mezcla de soya, jugo de limón y sal de ajo durante la cocción.

4. Retira del horno, sirve y disfruta. Si lo deseas, puedes añadir verduras como brócoli, zanahoria y cebolla en el momento de hornear o cocidas al vapor aparte. También puedes acompañar con arroz blanco.