Una receta mexicana muy dulce: tamal de chocolate

Una receta mexicana muy dulce: tamal de chocolate

Aunque nadie sabe a ciencia cierta quién creó el tamal ni cuándo ocurrió esto, desde el tiempo de los aztecas los tamales son una opción deliciosa, rápida y práctica cuando de comer rico y en poco tiempo se trata. De acuerdo con datos históricos, en la década de 1550 ellos sirvieron tamales a los españoles durante sus visitas a México, y los soldados también comían tamales en sus largas estancias, principalmente debido a que son fáciles de transportar y de calentar.

Se sabe que en aquél momento, los tamales se elaboraban prácticamente de todas las formas, tamaños y rellenos, incluyendo mariscos, verduras, frutos secos, y por supuesto, carne, envueltos en hojas de plátano, hojas de maíz, de aguacate y otras hojas no tóxicas, para después cocinarlos al vapor.

Actualmente, la elaboración de tamales es más estandarizada, pues aunque prevalecen diversos tipos y recetas, la mayoría de ellos se envuelve con masa en una hoja de maíz antes de cocerse al vapor. Pero si del relleno hablamos, es preciso decir que el ingenio mexicano y el amor a sus tradiciones han hecho de las suyas, dando al tamal una versatilidad que pocos imaginaron, pero que sin duda, todos disfrutamos.

¿Has probado los tamales dulces? No, no nos referimos a los tradicionales tamales de piña, de pasas o de fresa, sino del tamal de chocolate, que además es uno de los sabores favoritos y más arraigados a nuestra historia culinaria. Aunque es cierto que en gustos se rompen géneros, los tamales de chocolate son deliciosos, perfectos para ese gustito que te mereces después de una larga jornada o para consentir a los tuyos.

Sin embargo, hallar tamales de este sabor en los tradicionales puestos de confianza es poco común. No queremos que te quedes con las ganas de probarlos, por eso, a continuación te compartimos una deliciosa receta con el paso a paso para que prepares los tuyos en casa.

Recuerda hacerlo con ayuda de lamejicana.mx, donde puedes abastecerte de todo lo necesario, desde las hojas de maíz hasta el dulce relleno, con la seguridad de recibir ingredientes frescos y bien conservados.

 

Ingredientes

  1. 1/2 kilogramo de manteca de cerdo
  2. 1 kilogramo de harina de maíz para tamales
  3. 3 tazas de caldo de pollo
  4. 1/2 cucharada de polvo para hornear
  5. 1 cucharada de sal
  6. 2 tazas de azúcar
  7. Hojas de maíz
  8. 1 taza de chocolate molido

 

Preparación

  • Pon a remojar las hojas de maíz en agua fría durante aproximadamente 30 minutos para que se ablanden y evitar que se rompan durante el uso. Cuando estén suaves, sácalas, escúrrelas y reserva.
  • En un recipiente hondo coloca la manteca y bátela hasta que luzca blanca y esponjada.
  • Añade la harina de maíz, el polvo para hornear, la sal, el azúcar, el caldo de pollo y el chocolate molido, y bate durante 3 minutos o hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Reposa la masa en el refrigerador durante cinco minutos.
  • Empieza a formar los tamales tomando una hoja de maíz y agregando en el lado liso aproximadamente dos cucharadas de la masa. Extiende por la mitad de la hoja y por la parte ancha, dobla la hoja y envuélvela. Repite hasta conseguir el número de tamales que deseas.
  • Coloca agua en una vaporera y pon al fuego. Cuando empiece a hervir, agrega hojas de maíz en el fondo y acomoda los tamales de manera vertical.
  • Cubre la boca de la vaporera con una bolsa y una servilleta de tela y después coloca la tapa de la vaporera para que el vapor no se escape.
  • Deja cocer durante aproximadamente una hora. Para saber si tus tamales están listos, luego de transcurrido el tiempo toma uno y ábrelo, y comprueba su consistencia. Si notas que está firme y suave, significa que ya están listos.
¡Sirve y disfruta!