¿Postre o aperitivo? Bombones rellenos que encantarán al paladar más e

¿Postre o aperitivo? Bombones rellenos que encantarán al paladar más exigente

Para chicos y grandes (aunque los segundos no lo admitamos generalmente) la parte más esperada de una cena o reunión es el postre. Tanto así, que no es extraño que sea este plato el más recordado luego de una reunión, robándole protagonismo al no siempre presente tiempo del aperitivo.

Mucho menos popular que el postre y como su nombre lo indica, el aperitivo es el encargado de abrir el apetito y preparar las papilas gustativas de los comensales. Normalmente se sirve mientras se decide cuál será el plato fuerte, en el caso de los restaurantes, o mientras se comparten charlas y anécdotas en medio de una fiesta o celebración.

La versión más conocida de los aperitivos son probablemente las bebidas, la mayoría de ellas con una baja graduación alcohólica, que se sirven antes de las comidas, propiciando la relajación y mejorando la experiencia gastronómica de quienes las disfrutan; pero, un aperitivo no siempre tiene que servirse en copa.

Algunos bocadillos también pueden hacer esta labor, especialmente cuando su presentación es versátil y encantadora. ¿Necesitas un ejemplo o quieres comprobarlo en tu próxima ocasión especial? ¡No busques más! Elabora esta receta de bombones rellenos y sé tú quien decide en qué momento servirlos. Te aseguramos que al inicio o al final, hasta el más exigente de tus comensales se deleitará:

Ingredientes:

  • Molde de silicón con la forma que prefieras darle a los bombones
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de azúcar
  • Mermelada de moras para rellenar
  • 150 gramos de chocolate negro 70% cacao

Preparación:

  • Coloca el chocolate troceado en un recipiente apto para microondas, junto con una cucharada de leche. Tápalo con su tapa o con papel film.
  • Mete al microondas durante 60 segundos a máxima potencia. Si al retirarlo notas que aún no está fundido uniformemente, regrésalo al microondas 20 segundos más.
  • Deja reposar unos 5 minutos
  • Coloca una gotita de aceite de girasol en tu molde de bombones para evitar problemas al desmoldar
  • Rellena con el chocolate el molde preparado, colocando un poco en cada compartimiento sin llegar hasta el borde, con ayuda de una cuchara
  • Deja reposar el chocolate un par de minutos y llévalo al refrigerador por 20 minutos más
  • Cuando compruebes que el chocolate se ha enfriado, espolvorea un poco de sal y pimienta, para potenciar el sabor del chocolate
  • Para rellenar, coloca un poco de la mermelada de moras en cada bombón
  • Luego, ablanda nuevamente el chocolate sobrante en el microondas
  • Cubre con el chocolate fundido cada bombón, a modo de tapa
  • Para que los bombones no se peguen entre sí sepáralos de cada huequito del molde con un cuchillo separamos
  • Una vez terminados, coloca los bombones en el congelador por 20 minutos, y luego en el refrigerador por media hora
  • Desmolda uno a uno
  • Sirve y ¡disfruta!