Garbanzo: una deliciosa proteína vegana

Garbanzo: una deliciosa proteína vegana

Además de ser deliciosos y versátiles, pudiendo agregarse a una amplia variedad de recetas, los garbanzos son baratos y muy nutritivos, incluso sirviendo como un excelente sustituto de la carne roja, debido a su alto contenido de proteínas, haciendo de ellos un alimento accesible y saludable.

Son ricos en vitaminas, minerales, fibra y proteínas, características responsables de la mayoría de sus beneficios para la salud, que van desde el control de peso hasta auxiliar en el manejo de la diabetes y control de azúcar en la sangre. Por su sabor y aporte, son una excelente alternativa de carne en platillos vegetarianos y veganos. 

Por todo esto, incluir garbanzos en tu dieta puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y padecimientos crónicos, como el cáncer. ¿Sabes qué es lo mejor? Los garbanzos son muy económicos y fáciles de encontrar, pues están presentes en la mayoría de mercados y supermercados.

A la hora de comprar y de servir comida para la familia, es normal que busquemos lo mejor. Los garbanzos definitivamente son una destacada opción, pues conjugan la calidad y valor nutritivo con el fácil acceso y bajo precio. Además, su sabor a nuez y textura granulada combina bien con varios otros alimentos e ingredientes, brindando muchas posibilidades para que nunca te aburra su sabor.

Los garbanzos contienen una cantidad moderada de calorías, proporcionando 46 de ellas por cada 28 gramos. Su alto contenido en proteínas y fibra los convierte en un alimento que puede ayudar a reducir el apetito, y por lo tanto, disminuir la ingesta de calorías en las comidas.

Una de las formas más populares y deliciosas de disfrutar los beneficios y sabor de los garbanzos es con el hummus. Por su textura y presentación de cremoso dip, puedes utilizarlo para aderezar ensaladas, sándwiches y galletas. Preparar un clásico hummus de garbanzo en casa es verdaderamente fácil, rápido y poco costoso. Prepararlo en tu propia cocina te permite, además, mezclarlo con otros ingredientes como aguacate, calabaza o cualquiera que tu elijas.

Cuando lo que buscas es explorar nuevos sabores, puedes preparar una deliciosa ensalada con arroz y garbanzos. Inspírate en la cocina mediterránea y pon manos a la obra. Con unos pocos ingredientes como la alcachofa, arroz, verduras de tu elección y por supuesto, garbanzos, podrás remontarte a lo mejor de esa gastronomía.

Si lo tuyo son los sabores dulces, te sorprenderás al saber que puedes preparar deliciosos panqués con harina de garbanzo y unos cuantos ingredientes más. Incluso puedes prescindir del huevo, ya que el líquido de una lata de garbanzos puede batirse hasta obtener una textura similar a la del huevo, que logra reemplazarlo al hornear. Así que puedes preparar un increíble pan con unos plátanos, nueces o cualquier otro sabor que decidas probar.

¿Has probado los garbanzos asados? Si no lo has hecho, esta es otra de las maneras en la que puedes prepararlos, y que no te debes perder. Es muy fácil: debes asar los garbanzos cocidos con aceite de oliva y tus especias favoritas hasta que estén ligeramente crujientes, luego deberás emplatarlos como bocadillos, y…¡listo! a disfrutar.

Volviendo a los básicos de la cocina, también te recomendamos utilizar los garbanzos como base de sabor para preparar diversas recetas, principalmente platos fuertes. Su sabor suave y color llamativo pueden convertirse en la columna vertebral y/o en el acento de muchísimas recetas, que van desde aderezos hasta ensaladas y mariscos. Internet está lleno de recetas que puedes recrear fácilmente en casa, y lo mejor, ¡sin gastar de más!

Déjate sorprender por la calidad y frescura de nuestros productos, conoce toda nuestra variedad dando clic aquí.