Este pay de queso con nuez te dejará la boca abierta

Este pay de queso con nuez te dejará la boca abierta

El pay de queso es uno de los postres más amados en todo el mundo. Aunque el famoso estilo Nueva York ha hecho pensar a muchos que esta delicia tiene su origen en la gran manzana, en realidad su origen se remonta hasta hace más de 4 mil años en la antigua Grecia.

Se piensa que el primer pay de queso fue creado en la isla de Samos, pues fue ahí donde antropólogos hallaron moldes de queso que datan del año 2000 antes de Cristo, durante algunas excavaciones, concluyendo que el queso y sus derivados han existido desde hace miles de años. En Grecia, la tarta de queso se consideraba como una buena fuente de energía, que incluso consumían los atletas durante los primeros Juegos Olímpicos en el año 776 antes de Cristo.

Otra costumbre griega ligada al pay de queso es la de hacerlo el pastel de bodas, seguramente porque es un postre ideal: delicioso, y que requiere la mezcla de ingredientes simples y fáciles de conseguir.

En la actualidad seguimos disfrutando esta riquísima creación que, como es normal, ha evolucionado y sufrido algunas adaptaciones; quizá tantas como cada cocinero que lo ha preparado a lo largo de la historia. Con fresas, con moras, con chocolate, con dulce de leche, con grenetina… ¿Cuál es tu versión favorita? Si aún no lo decides, la receta que estamos a punto de compartirte seguramente conquistará tu paladar, convirtiéndose en tu favorito gracias a la sencillez de su preparación, y a la explosión de sabores que descubrirás al probarlo.

Ingredientes

  • 1 taza de galletas
  • 2 tazas de nueces pecan molidas
  • ¼ de taza de mantequilla derretida

Para el relleno:

  • ¼ taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar morena
  • ¼ taza de jarabe de maíz
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 ½ tazas de nueces, tostadas y picadas

Para el pay de queso:

  • 3 tazas de queso crema ablandado
  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 3 huevos grandes

Preparación

  1. Engrasa un molde desmontable y reserva.
  2. Muele las galletas con ayuda de un procesador de alimentos o con el método que prefieras.
  3. Cuando las galletas estén molidas, viérteles la mantequilla derretida y mezcla hasta combinar muy bien.
  4. Coloca esta masa sobre el molde y presiónala hasta que quede compacto. Luego, llévala al refrigerador.
  5. Aparte, mezcla la mantequilla, el azúcar morena, el jarabe de maíz y la sal. Cocina esta mezcla durante aproximadamente 6 minutos hasta que se espese.
  6. Agregar a la mezcla espesa las nueces y la vainilla y dejar enfriar.
  7. Precalienta el horno a 180 grados.
  8. En un bowl, bate el queso crema hasta que quede esponjoso. Añade el azúcar y los huevos uno a la vez hasta que se combinen.
  9. Agrega la vainilla y mezcla muy bien.
  10. Vierte esta mezcla sobre el molde reservado. Cúbrela con el relleno de nuez.
  11. Hornear durante 40-45 minutos hasta que el pastel de queso esté listo.
  12. Retirar del horno y deje enfriar durante 1 hora.
  13. Refrigera durante por lo menos 4 horas.
  14. ¡Sirve y disfruta!