Bolitas crocantes de Almendra con Queso Crema 🧀

Bolitas crocantes de Almendra con Queso Crema 🧀

En el gremio gastronómico, se dice que antes de que la comida toque tu lengua ya la has probado. Esto, porque en la experiencia de comer se involucran principalmente cuatro de los cinco sentidos: el olfato, la vista, el tacto y por supuesto, el gusto.

Un plato delicioso se distingue a kilómetros por su aroma, y como de la vista nace el amor, los aperitivos son la entrada perfecta que combina ambas características, que te hace imaginar el deleite del platillo principal por la forma en la que se prepara y se sirve, y que se caracteriza por acompañar el momento de romper el hielo durante comidas y cenas.

Aunque suelen confundirse con botanas, los aperitivos son pequeños bocados que además de delicados son atractivos de ver; una verdadera tentación para las papilas gustativas que facilita la espera por el plato fuerte.

En otras palabras, los aperitivos son el juego previo de las comidas. Los que son buenos te emocionan, te animan, te mantienen a la expectativa de lo que viene. Pero cuando se está frente a un mal aperitivo sucede lo opuesto; es decir, un mal comienzo puede arruinar el resto de los tiempos de la comida.

Probablemente has degustado aperitivos sin saber que se trataba de uno de ellos. Por ejemplo, el pan con mantequilla es un pre-plato bastante estándar en la mayoría de los restaurantes, se sirve igualmente en los más accesibles y en los más exclusivos. Y aunque este ejemplo, o una buena sopa cremosa e incluso unas tostadas son aperitivos prácticamente infalibles, ¿Por qué no experimentar con un preámbulo que te ayude a lucir tus dotes culinarias, al mismo tiempo que conscientes y demuestras tu amor a través del paladar y estómago de tus invitados?

¡Lógralo preparando estas bolitas crocantes de almendra con queso crema! Es súper fácil y su sofisticada presentación hará que recuerden tu reunión o evento como una ocasión exclusiva.

Ingredientes
  • 500 gramos de almendras fileteadas
  • 400 gramos de queso Roquefort
  • 500 gramos de queso crema
  • ½ taza de aceite vegetal

Preparación
  1. Corta en cuadritos medianos el queso Roquefort
  2. Coloca el queso crema en un recipiente y luego incorpora ahí los trozos del queso Roquefort
  3. Mezcla cuidadosamente los ingredientes dentro del recipiente hasta crear una mezcla homogénea
  4. Con tus manos, toma parte de la mezcla y haz bolitas del tamaño de tu preferencia. Forma tantas como sea posible.
  5. Vacía las almendras en un recipiente distinto y hondo, en el cual vas a “empanizar” las bolitas de queso
  6. Una vez capeadas en almendras todas las bolitas de queso, puedes elegir entre freírlas con aceite al gusto o ponerlas a enfriar para disfrutar al natural
  7. ¡Sirve y disfruta!

Si necesitas mas Ingredientes para Comida Mexicana puedes visitar nuestra tienda y encontrar todo lo que necesitas para tus recetas.